Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Our school

   

El Programa Cardiovascular de los Centros de Salud Primaria de la Corporación

Municipal de Melipilla busca prevenir las enfermedades que afectan al corazón, arterias y venas, con el objetivo de prevenir la hipertensión arterial, diabetes y dislipedemia (colesterol alto).

Estas enfermedades cardiovasculares se producen principalmente por el consumo de tabaco, inactividad física, alimentación inadecuada, peso corporal poco saludable y, en otros casos, por factores hereditarios.

La Enfermera del CESFAM Dr. Francisco Boris Soler, María Victoria Valenzuela, indicó que las consecuencias de las enfermedades crónicas es sufrir un infarto agudo al miocardio, o un accidente cerebro vascular, con consecuencia de la invalidez por posibles secuelas, problemas para caminar, hablar o cognitivas, lo que acompañarán a la persona por el resto de su vida, afectando enormemente su calidad de vida.

La profesional agregó que el principal tratamiento para las enfermedades cardiovasculares es cambiar ciertos hábitos que componen el estilo de vida, como mantener una alimentación equilibrada, realizar actividad física, manejar adecuadamente el estrés, disminuir o eliminar el consumo de tabaco y alcohol, manteniendo la medicación diaria y controles de salud al día.

La Nutricionista del CECOSF Padre Demetrio Bravo, Pía Concha Romero, indicó que en los Centros de Salud los controles se realizan a través del Programa de Salud Cardiovascular, que entrega una atención y seguimiento por médicos, enfermeras y nutricionistas cada 3 o 4 meses según el riesgo cardiovascular, asegurando los medicamentos para hipertensión arterial, diabetes mellitus y dislipidemia, ofreciendo, además, los exámenes esenciales para evaluar el avance o empeoramiento de la enfermedad y evitar un accidente vascular encefálico o un infarto agudo al míocardio, junto a actividades de promoción y prevención de las mismas.

Las enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, diabetes, dislipidemia y conductas de riesgo), pueden detectarse en menores de 65 años a través del Examen de Medicina Preventivo del Adulto EMPA, que dura 15 minutos aproximadamente y mide peso, glicemia, presión arterial, colesterol alto, tuberculosis y riesgo de cáncer de mamas o cervicouterino, que puede pedirse de manera espontánea en cada Centro de Salud Primaria.

Para los mayores de 65 años está a disposición el Examen de Medicina Preventivo del Adulto Mayor EMPAM, que requiere hora de atención con enfermera para evaluar el grado de funcionalidad del adulto mayor.

Back to top